Las aplicaciones que nacen con la vocación de servir a la sociedad, deben ser liberadas pues no hay mayor servicio que compartir los secretos que hacen posible una webapp como scapp.

Estoy muy orgulloso de esta aplicación, pues ha sido la semilla de la que ha brotado una reinterpretación de los conceptos fundamentales del UX, que alcanzan su máximo explendor en mis últimos desarrollos donde el paradigma del tren demuestra su superioridad al paradigma del avión.