La certeza de lo inefable

No se puede medir la distancia a las estrellas con una cinta métrica, ni explicar lo que es el amor con palabras.

Sólo lo sabe quien lo está viviendo.